viernes, 12 de noviembre de 2010

Padre de bebe in vitro: “¿Cómo se sentiría si le dieran un producto fallado?”

Para Ana María Rodríguez y su esposo, Walter González, que una de sus hijas haya nacido con síndrome de Down y sufra males cardíacos congénitos no es un designio de la naturaleza: es una negligencia médica que vale una demanda por un millón de soles.

La pareja responsabiliza de la situación de su pequeña hija a la clínica Concebir, lugar donde se sometieron al tratamiento de fecundación in vitro. Como resultado de dicho tratamiento, Ana María Rodríguez dio a luz a mellizas. Pero mientras una de ellas se desarrolla con normalidad y en buen estado de salud, la otra nació con síndrome de Down, afecciones cardíacas congénitas e hipertensión pulmonar, condiciones que, según la madre, “la clínica pudo evitar si hacía un análisis genético antes de implantar los embriones”.

“YO PAGUÉ POR LOS MEJORES”
La pareja afirmó haber pagado US$15.000 por el tratamiento completo de fecundación in vitro. En declaraciones a RPP, Ana María manifestó que la clínica los había estafado pues les habían prometido “los mejores embriones: los más vivos, los más capacitados” y no les habían cumplido. En el mismo medio, Walter González preguntó al entrevistador: “¿Cómo se sentiría si le dieran un producto fallado?”

En diálogo con El Comercio, González especificó que él y su esposa estaban realizando una demanda civil contra la clínica por daños y perjuicios y por mala praxis médica, por el monto de un millón de soles.

El padre sostiene que el médico tratante, el doctor Ivo Vlásica, no les advirtió de la necesidad de realizarse el examen genético antes de que se implante el embrión. “En ese examen se hubiera determinado los problemas de mi hija y no hubiéramos permitido la implantación, para que cuando nazca no sufra como está sufriendo ahora”, señaló.

LIMITACIONES CIENTÍFICAS
Este Diario trató de comunicarse con el doctor Vlásica u otro representante de la clínica, pero la institución respondió que no daría más declaraciones a medios hasta la próxima semana.

Sin embargo, Vlásica declaró por la tarde a RPP y sostuvo que se le informó a la pareja del examen de preimplantación, pero que esta prefirió no realizarlo. Asimismo, el doctor explicó que antes de culminar el proceso ambos firmaron un documento en el que se especifica que “hay un 4% de riesgo en la población mundial de que el niño nazca con algún mal y no hay ciencia que pueda evitarlo”.

El doctor Jaime Seminario, presidente de la Sociedad de Fertilidad del Perú y ginecólogo de la clínica Ricardo Palma, explica que la fecundación in vitro no genera ni impide las malformaciones genéticas. “No hay manipulación genética de por medio, pues lo único que hace la fertilización in vitro es juntar en el laboratorio los espermas y óvulos que no se pueden juntar naturalmente en el vientre de la madre”, enfatiza.

Por otro lado, Seminario sostiene que de haberse realizado el examen, se habría determinado el síndrome de Down en la niña, mas no las enfermedades congénitas que sufriría. Sin embargo los padres no piensan igual. Walter González cree que sí se habría podido diagnosticar todas las enfermedades que su hija padece.

SEPA MÁS
El embrión
Para la fecundación in vitro se utilizan los óvulos y el espermatozoide de la pareja. Es decir, de quienes demandan ser padres, por lo que ellos son los responsables de la carga genética que heredarán sus hijos.

Edad de la madre
Según explica el doctor Jaime Seminario, no es necesario que a las mujeres menores de 35 años se les realice el examen genético de preimplantación, pues las posibilidades de malformaciones genéticas del feto son menores mientras más jóvenes son las madres.

Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si vas a comentar entonces que esperas, expresate como quieras aunque no te identifiques.

Cargando

Fuente:

Conflictos sociales

 
  • Blogroll

    Haciendo clic con el puntero del mouse puedes dar de comer al Hamster y entretenerlo para que de vueltas en su rueda.
  • Consectetuer

  • Popular

    Radio Venus en tu web
  • Comments