sábado, 2 de octubre de 2010

Mañana también hay elecciones en Brasil: elegirán al sucesor de Lula da Silva

La campaña electoral brasileña, que a medida que pasan los días pierde emoción ante el imparable ascenso de la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, acaba de irrumpir en Internet. Rousseff, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), José Serra, y la líder del Partido Verde (PV), Marina Silva, los tres principales aspirantes a relevar al presidente Luiz Inácio Lula da Silva, eligieron anteayer la plataforma virtual para enfrentarse en el segundo gran debate de esta campaña. Promovido por el diario Folha de São Paulo y el portal UOL, el choque fue emitido en directo, solo en Internet, con una producción muy similar a la de los grandes canales de televisión.

Según los organizadores, que calificaron la experiencia de "histórica" en Brasil, la retransmisión en vivo registró 1,4 millones de accesos desde 127 países durante las tres horas que duró el debate. Paralelamente, en Twitter el evento llegó a liderar por momentos la lista de los temas más comentados de todo el mundo y durante su desarrollo se mantuvo entre los cuatro primeros puestos. "Ha sido todo un éxito porque los candidatos han podido interactuar más y se han explayado sin tantas limitaciones como en la televisión. Esta experiencia pionera nos ha situado en la vanguardia y con ella hemos abierto un nuevo camino", comentó el moderador del debate, Fernando Rodrigues.

Según varios analistas, las grandes aportaciones del debate online fueron la participación de los internautas, cuyas preguntas fueron respondidas por los candidatos, y el hecho de no haber tenido las limitaciones de tiempo propias de la televisión. Los comentaristas políticos coinciden en que este contexto propició un enfrentamiento más directo entre los tres presidenciables, que se tradujo en un debate más tenso y clarificador que el anterior. Todo apunta a que la campaña de guante blanco ha tocado a su fin para dar paso a una nueva etapa de recrudecimiento. Los dos protagonistas principales de la contienda electoral, Serra y Rousseff, vieron una oportunidad de oro para lanzar sendos cantos a la importancia de Internet en el Brasil actual.

"Hemos tenido un seguimiento masivo en Twitter, aunque debemos reconocer que Brasil aun está muy atrasado en la implantación de la banda ancha, algo fundamental para las nuevas generaciones", comentó el candidato socialdemócrata. "En Brasil el acceso a Internet siegue siendo muy caro. Nosotros vamos a intentar que baje el precio", abundó Rousseff. Mientras el debate seguía su curso, el carismático y deslenguado candidato del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Plinio de Arruda Sampaio, recurría a la herramienta Twitcam, que permite la transmisión de vídeo en tiempo real, para anunciar ante sus miles de seguidores: "Si no me invitan a los debates, aparezco a través de Twitter. ¡No me he marchado!".

El político octogenario también convocó a su electorado a un debate semanal por videoconferencia en Twitter. Según los datos del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (IBOPE), actualmente 67,5 millones de brasileños mayores de 16 años (35% de la población) cuentan con acceso a Internet. De este total, 31,7 millones acceden a redes sociales como Twitter, Facebook o el muy extendido en Brasil Orkut. Los equipos de campaña de los candidatos a suceder a Lula tienen muy presente el poder movilizador de la Red en un país de más de 190 millones de habitantes, aunque también son realistas en cuanto a las limitaciones derivadas de la falta de recursos en algunas zonas geográficas.

"En Brasil Internet se está convirtiendo en una herramienta importante, aunque aún estamos lejos de vivir lo que sucedió en la últimacampaña electoral de EE UU", comenta a EL PAÍS una fuente de la campaña de Dilma Rousseff. "El debate emitido en Internet no tuvo tanta importancia por su seguimiento en directo, sino por la manera en que penetró en sitios como Youtube o Twitter", añade. "Para nosotros, el uso de Internet es muy importante para movilizar a nuestros militantes en otros ámbitos no virtuales, para sacarlos a la calle", explica Sonia Francine, responsable de la página web de campaña del socialdemócrata José Serra, que es pionero en el uso de Twitter y cuenta con un microblog personal en el que congrega desde el año pasado a más de 240.000 seguidores.

Un caso rocambolesco que está teniendo una inusitada repercusión en esta campaña electoral es el del candidato a diputado Jeferson Camillo, del minoritario Partido Progresista (PP). Camillo, ante una perspectiva poco esperanzadora de conseguir un escaño en la Cámara Baja, ha optado por romper moldes divulgando en Internet nueve vídeos de algo menos de un minuto en los que aparecen actrices y actores en paños menores. Las diferentes escenas, de contenido erótico-festivo, están filmadas con pocos recursos en habitaciones de motel y culminan con mensajes como: "Hola querido, no estoy sola, estoy con Jeferson Camillo" o "Prueba algo nuevo, seguro que te va a gustar". La estrategia, según Camillo, es infalible para llamar la atención. Razón no le falta: algunos de sus vídeos ya han registrado más de 150.000 accesos.

Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si vas a comentar entonces que esperas, expresate como quieras aunque no te identifiques.

Cargando

Fuente:

Conflictos sociales

 
  • Blogroll

    Haciendo clic con el puntero del mouse puedes dar de comer al Hamster y entretenerlo para que de vueltas en su rueda.
  • Consectetuer

  • Popular

    Radio Venus en tu web
  • Comments