lunes, 18 de octubre de 2010

Las 10 bandas que tuvieron un único éxito en el pop rock nacional

Por Daniel Meza M.

¿Cuántas veces nos ha ocurrido que recordamos muy bien el coro de cierta canción de la cual no sabemos el nombre? Muchas. Y es probable que apenas recordemos al autor, y muy improbable que tengamos en la memoria otros discos y sencillos que realizó.

¿Se le viene algún caso a la memoria? La cadena de video VH1 los llama One Hit Wonders, porque fueron autores que tuvieron un único éxito comercial en su carrera. Desde ya, aceptamos que algunos temas quedarán en el tintero (recuerde, solo hay espacio para Los10+) y que otros, a juicio suyo, no deberían estar ahí.

Importante: no consideramos en este ránking a Frágil, Los Mojarras o Tierra Sur de Pochi Marambio con sus épicos temas respectivos “Avenida Larco”, “Triciclo Perú”, o “Llaman a la puerta”, por ser bandas de culto cuya amplia producción musical ha dejado grandes legiones de seguidores. Dicho esto, a sus marcas, listos, ¡van!:

1. La Banda Azul, Pronóstico reservado: Pasar el susto de tu vida cuando tu novia te dice que se le ha retrasado el período (menstrual), no es algo de todos los días. Menos por allá en 1988, año en que Miguel “Coyote” Denegri, el bajista Edgar Cuentas, el baterista Augusto Castro, Nina Mutal (véanla en el video) y el mismo Wicho García (aporta la voz, aunque en el clip la pega de cura) salen con esta clásica y divertida historia impregnada en un pegajoso ritmo. En años en que Los Prisioneros se consolidaban en Chile, La Banda Azul nos dejó este (único) recuerdazo. Bueno, algo es algo, ¿no?

2. Trama, Un ovni en mi jardín: Cerati y Soda Sterero no fueron peruanos, pero nosotros tuvimos a Luciano Figallo y Trama. El talentoso guitarrista se juntó en 1986 a Felipe Gastelumendi, Polo Cox y Armando Pattroni y, siendo claramente influenciados por los gauchos, grabaron más de un disco generando gran expectativa y hasta siendo considerado “el grupo peruano más ambicioso de rock del momento”. Sin duda, el tema que más pegada tuvo fue “Un ovni en mi jardín”, que se convirtió en uno de los top de las radios y discotecas locales. Los faltosos no tardaron en apodarlos, por las voces y el look, ‘Chola Stereo’. A mucha honra!

3. Patricio Suárez Vértiz, Disco Bar: Canción muy discotequera, techno y dance que lanzó el hermano de ‘Pedrito’ en su etapa como solista. Una vez disuelta la banda rockera Arena Hash (donde Patricio tocaba muy bien el bajo) incursionó en este ritmo sin dejar atrás su look de rockero motociclista, siendo aclamado en radios y locales nocturnos. Después de la contagiosa “Disco Bar” llegaron también “A la Playa” y posteriormente, en el 97, “En la radio”, grabada en Miami. Pero ninguna sonó tanto como la primera. Por más que la letra apenas sea de seis líneas, que se ponga de pie el que no la haya toneado (vale sonrojarse, por si acaso).

4. Ivonne y los Mercantiles, Sin parar: En el año 93, Sergio Galliani no era ‘Nachito’ ni actuaba en “Al fondo hay sitio”, pero conducía un programa musical llamado “Lokademia de TV” e integraba una banda de rock y ska cuyo solitario éxito principal fue precisamente “Sin Parar”. Se popularizaron rápido entre aquel año y 1995, y tocaban y cantaban en vivo en distintos programas de TV, claro, con las locuras de Sergio en el escenario. Cuando estuvieron a punto de sacar su segundo disco, algo falló y el proyecto jamás se concretó. No obstante, “Sin parar” hizo honor a su nombre y algunas radios no han dejado de ponerla. Si remasterizan el hit con “La Gladys” en los coros, el éxito sería brutal. ¿O estamos exagerando?

5. Chachi Luján, Gracias: ¿Quién dijo que solo los cumbiamberos podían ser despechados? Chachi, que era un tótem del rock perucho, demuestra lo contrario con esta composición que triunfó de manera insólita en la segunda mitad de los 80s. Fue con esta historia (en la que cuenta cómo olvida a la chica que lo dejó), que llegaron para Chachi las entrevistas, la prensa de espectáculos, los conciertos a lleno total, y una vigencia que pasó las barreras del tiempo. Mención especial para “Ídolos”, de Danai y Pateando Latas, hit contemporáneo y tan aclamado como el de Chachi, a quien le decimos gracias por ‘Gracias’.

6. Sangre Púrpura, Travesti: Podemos apostar que este no ha sido el tema preferido de la comunidad gay, pero el grupo conformado por Andrés Da Ros (guitarra y voz) y Paul Zavala (batería) dio el salto a la fama con el pegajoso estribillo “¡Qué te pasa Javier, ah ja, pareces mujer! Travesti o gay”. La canción contaba cómo el cantante le aconsejaba a su amigo que deje de comportarse como una mujer. Atraídos por el hit, los propios Augusto Ferrando y Jaime Bayly los tuvieron en sus set. Todo bien hasta que aparecieron los Vilma Palma con su distinta versión de ‘Travesti’ (…”ella era un travesti…”) y adiós gloria eterna para los peruanos.

7. Los Zopilotes, Tabla surfing: Bastaba escuchar el riff inicial para que todos los ‘surfers’ de Lima empezaran a desatar un colosal ‘pogo’ en cada tocada que Los Zopilotes en 1994-95. Liderados por Carlos Fernández, Los Zopilotes eran los rockeros qué más alborotaban los pubs de aquella época donde aún las radios apoyaban el rock. Tras el triunfo de Tabla Surfing, acaso la posterior canción de título bizarro “Yom yom chiquibebecomisique” se le acercó algo en acogida. Aunque nada como ¡Llego a la playa con mi tabla surfing! Eso sí, para ser campeona mundial, estamos seguros que Sofi jamás la tarareó.

8. Afrodisiaco, Date la vuelta: No se trata de un tema de “Los Auténticos Decandentes”, no se confunda, aunque los músicos liderados por Koki Bonilla siempre tuvieron un estilo parecido, bullanguero, pachanguero, poco profundo pero efectista. De esta manera, “Date la vuelta” se volvió infaltable e irrepetible para la orquesta (provista de trompetas, teclados y una formidable percusión), aunque ello no les impidió seguir creando temas como “Mamadera” o “Una noche más”, ninguna tan pedida como la primera. Snif snif… a llorar al río.

9. Los espectaculares Borgia, La gente está borracha: Casi se puede decir que no hay fiesta donde no suene esta canción lanzada los primeros años de esta década. Solo póngase a pensar en la locura que se arma en los ‘tonazos’ cada vez que el DJ la pone (bueno, perdonen la exageración). Pese a que su acogida en Lima y el interior del país, que siempre ha sido de las mejores, los Borgia no volvieron a crear algo parecido. Se desconoce el por qué del nombre de la banda y del nulo recuerdo que tiene la gente de la misma. Eso sí, como acá todos chelean, cuando la song suena, la adrenalina sube como la espuma.

10. Indigo, Soledad ¿Por qué esta banda con talento y proyección se fraccionó tan rápido?, se preguntan hasta ahora muchos amantes del rock nacional que los veían como los nuevos Libido. Con “Soledad”, esta banda de pop rock quedó impregnada en la memoria de aquellos a los que entusiasmaba, y en su corta vida logró traspasar las fronteras: logró el primer lugar en una radio de Nueva Jersey (cosa rara en rockeros peruchos). La inminente separación sorprendió, aunque no hizo olvidar el melancólico coro de su tema estrella: “Soledad, no te necesito nunca más…”. Si preguntan como eran, algunos despistados dirían que son los predecesores de los Adammo.

(Fuente: El Comercio - Peru)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si vas a comentar entonces que esperas, expresate como quieras aunque no te identifiques.

Cargando

Fuente:

Conflictos sociales

 
  • Blogroll

    Haciendo clic con el puntero del mouse puedes dar de comer al Hamster y entretenerlo para que de vueltas en su rueda.
  • Consectetuer

  • Popular

    Radio Venus en tu web
  • Comments